|  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Artículo ~

El acero para embalajes de gran calidad garantiza un transporte exento de riesgos

24-09-2018

Las mercancías peligrosas son productos cuyas características químicas o físicas pueden representar un peligro tanto para las personas como para su entorno, especialmente durante su transporte. Algunos ejemplos de dichos productos son lacas, adhesivos, disolventes y otras muchas sustancias que se encuentran mayoritariamente en estado líquido. Para minimizar el riesgo potencial que estas suponen, las directrices fijadas por la ONU a nivel global tienen la finalidad de regular de forma estricta su traslado desde un punto a otro, tanto por carretera, transporte ferroviario, marítimo o aéreo. ¿Qué materiales, recursos o equipamiento garantizan que las mercancías peligrosas recorran el mundo a diario de forma desapercibida y sin contratiempos?

El grupo Huber Packaging lleva varias décadas dedicándose a responder a esta pregunta. La respuesta viene en embalajes de acero de gran calidad elaborados con hojalata, que generan más del 50 por ciento de la facturación industrial de Huber. Este fabricante de contenedores para mercancías peligrosas, sus alrededor de 1000 empleados y sus sedes en siete países se ocupan de que dichas mercancías lleguen a salvo a su destino. El amplio porfolio de productos comprende contenedores especiales de hojalata en numerosas formas y tamaños, y va desde botellas y latas, cubos y jarras, hasta "hobbocks", unos contenedores grandes similares a un barril que constan de dos asas laterales y una tapadera totalmente amovible.

El acero para embalajes de gran calidad garantiza un transporte exento de riesgos

Ventaja del acero para embalajes: robusto, estanco y seguro

Huber recibe la hojalata desde hace mucho tiempo de, entre otros, thyssenkrupp Rasselstein GmbH, un proveedor líder a nivel mundial del acero para embalajes. La hojalata posee características especialmente ventajosas para su aplicación en el transporte de mercancías peligrosas que la convierten en un material para embalaje de primer orden. Bernhard Kürschner, director de marketing y relaciones públicas en Huber Packaging, afirma: "Tanto la hojalata como la chapa negra son aceros especialmente delgados estañados mediante un proceso electrolítico. Como material para envasado es especialmente robusto –además de resistente a los golpes y las roturas–, resistente a la temperatura e incombustible. Además, apenas da señales de envejecimiento. "A eso hay que añadirle que los embalajes de hojalata pueden apilarse con facilidad y son extraordinariamente estancos, impidiendo la salida de luz, gases, líquidos u organismos dañinos. Y algo más: en comparación con otros materiales como el plástico, la hojalata cuenta con una muy alta resistencia a los disolventes. "De este modo, no solo garantizamos la protección del medioambiente, sino que también protegemos al contenido del medioambiente", añade.

Para satisfacer de la mejor manera posible necesidades de los clientes finales, desde la sede de Andernach, thyssenkrupp suministra a Huber Packaging con material basado en 280 especificaciones diferentes. Esto no solo afecta a los contenedores de distintas formas, sino también a los diversos grosores y al método de refinamiento. "Deben distribuirse de forma especial cantidades con la mínima cantidad de mezcla posible, siendo muy importante la uniformidad y la planitud del material", explica Stefan Thomas, del departamento de asesoramiento técnico al cliente de thyssenkrupp Rasselstein GmbH. Es por eso que la eficiencia y la calidad están a la cabeza de nuestra agenda, seguidos muy de cerca por las disposiciones y las normativas, que no dejan mucho margen para errores. "Si en nuestra sede se llevara a cabo una inspección de terceros que constatase que un embalaje no cumple las especificaciones fijadas en el examen de tipo y no se correspondiera con la autorización de que disponemos, teóricamente podría llevar a un bloqueo de la producción, y la expedición de una nueva autorización podría llevar semanas o incluso meses; ¿cómo se lo explicaríamos a nuestros clientes?", pregunta Bernhard Kürschner.

El acero para embalajes de gran calidad garantiza un transporte exento de riesgos

Pruebas minuciosas y ensayos hasta obtener la autorización

Para poder garantizar que los embalajes para mercancías peligrosas de Huber cumplen con todos los requisitos, la asociación de inspección técnica competente de Halle (Westfalia) examina los productos con lupa: allí se comprueba que soporten una caída desde una altura de 1,80 metros, que mantengan la presión interna cuando se los somete al calor y que, además, no cedan al ser apilados unos sobre otros. Solo después de superar esta prueba de examen de tipo y de que Instituto Federal para la Investigación y el Ensayo de Materiales de Alemania (BAM por sus siglas en alemán) haya expedido la autorización se podrá dar comienzoa la producción de embalajes y enviarse al embotellador con la estampa de autorización.

Las divergencias y los cambios introducidos a posteriori son todo un tabú. "En materia de fiabilidad y calidad, la confianza que tenemos en thyssenkrupp es del 100 por ciento. Esta colaboración tan fructífera nació antes de que empezara mi carrera profesional en Huber, ¡hace más de 30 años!", recuerda Kürschner. "Lo que quiere decir es que podemos estar seguros de que las especificaciones se cumplen al pie de la letra, como por ejemplo en el caso del grosor del estaño".

Otra gran ventaja de los embalajes de hojalata es su casi ilimitada capacidad de reciclaje. La organización sin ánimo de lucro KBS Kreyslaufsystem Blechverpackungen Stahl GmbH, creada entre otros por thyssenkrupp Rasselstein GmbH, se ocupa de que el acero para embalajes de origen industrial y comercial sea reconducido de forma correcta y precisa a la cadena de producción de acero. El acero acumulado es entonces fundido en la planta. Allí, los desechos siderúrgicos y recursos primarios como el mineral de hierro, el carbón de coque y la piedra caliza se convierten de nuevo en acero. El sector "KBS extra" está dedicado a aquellos embalajes cuya adherencia o vaciado deficiente puede conllevar peligros. De su retirada y tratamiento se encargan empresas especializadas en la gestión de residuos.

El acero para embalajes de gran calidad garantiza un transporte exento de riesgos

La fiabilidad es lo primero

El mercado de los embalajes para mercancías peligrosas está marcado por una reglamentación intensa con especificaciones estrictas y conservadoras. Las innovaciones tienen lugar de manera más bien puntual y a pasos pequeños, ya que la preparación previa es muy exigente. Stefan Thomas afirma que: "Colaboramos de forma estrecha en la investigación y el desarrollo con Huber Packaging para fijar nuevas especificaciones. En ese sentido, la cercanía con el cliente es especialmente importante, es necesario hablar el mismo idioma". La instalación de, por ejemplo, rebordes en el suelo, puede evitar considerablemente los daños que se producen en los barriles como consecuencia de las sacudidas durante el transporte, añade Bernhard Kürschner: "Hace poco tiempo, en colaboración con thyssenkrupp, hemos desarrollado embalajes de hojalata más finos, que ofrecen ventajas en ámbitos como la eficacia y la eficiencia en la administración de recursos, conservando al mismo tiempo su seguridad".

De este modo, el mercado tradicional de embalajes para mercancías peligrosas demuestra su fuerza innovadora. Además de eso, Huber Packaging ha encontrado en thyssenkrupp un socio que le ofrece prácticamente todo lo que se pudiera desear en lo que a calidad, rendimiento en el suministro e investigación en materiales se refiere. En el futuro, el objetivo principal será suministrar al cliente final embalajes que eviten todos los peligros inherentes al transporte de contenidos peligrosos y que puedan reciclarse en su totalidad una vez hayan sido utilizados.

Transporte de mercancías peligrosas en Alemania según las vías de comunicación

Según los datos de la Oficina Federal de Estadística de Alemania, en el año 2015 se registró el tránsito de alrededor de 307 millones de toneladas de mercancías peligrosas en vías de circulación alemanas. Estas ascendían a las siguientes cifras:

Transporte marítimo, 44,5 millones de toneladas;

En navegación interior; 46,5 millones de toneladas;

Por vía férrea, 74,5 millones de toneladas;

Y por carretera, 141,5 millones de toneladas.

Thyssenkrupp


Artículos relacionados

Future-oriented packaging steel for aerosol cans at the FEA Global Aerosol Event
El ciclo de vida de una lata de bebida de acero
On the Day of Packaging students learn about the sustainability of packaging steel with Thyssenkrupp
El acero para envases es un material pionero en materia de sostenibilidad
Alemania recicla su cifra más alta de envases de hojalata
Packaging steel is a pioneer in sustainability

~ Publicidad ~

www.blowmolding.es

www.exposolidos.com



© 2001-2018 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad